IMPRIMIR VOLVER

— Cálculo de la indemnización por despido disciplinario improcedente y «stock options» —

 

 PLANTEAMIENTO
  

El 20 de octubre la empresa «ML» remite carta de despido disciplinario al trabajador Alfonso, comunicándole su despido con efectos del día 21 por faltas reiteradas al trabajo. Fijado el acto de conciliación administrativa para el 24 de noviembre, la empresa reconoce en ese acto la improcedencia del despido, sin que se hubiese depositado en el Juzgado de lo Social, a disposición del trabajador, el importe de la indemnización legal de despido.

El trabajador había firmado el 23 de mayo del ejercicio anterior un plan de opciones sobre acciones de la empresa, con fecha de vencimiento para el 22 de noviembre, en virtud del cual tendría derecho a comprar 200 acciones de la empresa, con cotización en bolsa, por importe de 12 euros por título. En la fecha de ejercicio de ese derecho de opciones, el 22 de noviembre, el valor del título de las acciones era de 17 euros. En el contrato de opción de compra de acciones de la empresa («stock options»), se preveía que se mantendría el derecho de opción cuando, en la fecha de ejercicio del derecho, el trabajador hubiese cesado en la misma por causa de incapacidad, jubilación o fallecimiento, no excluyéndose expresamente el derecho ante ceses involuntarios en la empresa, como es un despido improcedente.

El trabajador percibía según convenio un salario mensual de 1.100 euros con inclusión de la prorrata de las pagas extraordinarias, y había venido prestando servicios laborales en la empresa durante un período de tres años.

  

 CUESTIÓN
  

      Calcúlese el importe de la indemnización legal que tiene derecho a percibir el trabajador Alfonso por su despido improcedente.
  

 SOLUCIÓN
  

Partiendo de la naturaleza salarial de las “stock options” tal como se ha argumentado en la “pregunta con respuesta”, recogida en esta gazeta, para determinarse el importe de la indemnización legal de despido que tendría derecho a percibir el empleado Alfonso, y una vez que sabemos que las «stock options» tienen naturaleza salarial, y que consiguientemente han de computarse para el cálculo de aquélla, nos resta previamente conocer si ese empleado tendría derecho a ejercitar el derecho de opción sobre acciones, ya que ese derecho tiene como requisito constitutivo, el de ser trabajador tanto en la fecha de formalización del derecho como, y especialmente, en la fecha de ejercicio de la opción.

Al haber sido despedido con efectos del 21 de octubre, sin haberse depositado judicialmente el importe de la indemnización, al reconocer la empresa la improcedencia del mismo, se deben salarios de tramitación hasta el 24 de noviembre, extinguiéndose en esa fecha la relación laboral, con lo que en la fecha del ejercicio de la opción (22 de noviembre) don Alfonso tenía la condición de trabajador. Pero, aun cuando el empleado no tuviese la condición de trabajador en la fecha en que se produce el ejercicio del derecho de opción, por haber sido despedido unos meses antes de la fecha prevista para ese ejercicio, nuestro Tribunal Supremo, Sala de lo Social, ha reconocido, incluso en esos supuestos, ese derecho, siempre que no se haya excluido su ejercicio de modo expreso para las bajas involuntarias.

Para esos supuestos de ceses involuntarios del trabajador unos meses antes de la fecha de ejercicio del derecho de opción, sin haberse excluido expresamente el derecho de opción ante un despido improcedente, se establece en la sentencia de TS de 24 de noviembre de 2001:

«La materialización de la opción sobre acciones, como obligación sujeta a plazo, sólo será posible en el momento en que se cumpla el término, pues será el titular del derecho el que en ese momento decida si lo ejercita o no. El problema surge cuando, como ocurre en este caso, el trabajador ya no se encuentra en la empresa. Pero a diferencia con lo que sucede con el cese voluntario o el despido procedente, el improcedente admitido como tal por la empresa y practicado unos meses antes de que el trabajador pudiese ejercitar ese derecho de opción, no puede constituir un hecho indiferente a estos efectos y ha de ser valorado como una conducta unilateral de la obligada por la oferta de opción para situarse en condiciones tales que se impide, o al menos se trata de impedir, el ejercicio de tal derecho, o lo que es lo mismo, produciendo un suceso —el despido improcedente— por propia voluntad de la empresa con el que se trata de dejar sin efecto las obligaciones contraídas en el momento de la suscripción del contrato de opción. Por ello, ha de equipararse esa situación a aquellas otras previstas en las estipulaciones pactadas en las que por causas ajenas a la voluntad del trabajador, como el fallecimiento, la incapacidad y, en menor medida, la jubilación, se permite al titular o sus herederos ejercitar el derecho, dejando siempre claramente dicho que sólo cabe ejercitar la opción cuando haya vencido el término, no en el momento en que acaece la contingencia contemplada. La razón ha de hallarse en el hecho de que la empresa no puede unilateralmente neutralizar, dejar sin efecto, el contrato de opción válidamente suscrito sin una causa contractualmente lícita, y, menos aún, con causa reconocidamente no ajustada a derecho, pues de esa forma infringiría el artículo 1256 del Código Civil [...] las cantidades que hubiese podido obtener el demandante como consecuencia del ejercicio en tiempo de las opciones sobre acciones suscritas, tendrían naturaleza salarial y serían valorables, en su caso, a efectos de cuantificar la indemnización por despido prevista en el artículo 56.1.a) del Estatuto de los Trabajadores. Pero solo aquellas que hubiesen ingresado en el patrimonio del trabajador por haber ejercitado la opción en momento anterior al despido, salvo que, como se ha dicho, se acreditara que la empresa hubiese actuado en fraude de ley practicando el despido con la finalidad de impedir que el trabajador ejercitase la referida opción [...]».

En función de todo lo anterior, para el cálculo del importe de la indemnización, de 45 días de salario por año de servicio, con un máximo de 42 mensualidades, hemos de computar todos los salarios, también la ganancia derivada de las «stock options», tomándose de éstas no su importe total, sino el importe que sea imputable a un día de salario, en función del período en que se haya devengado. El beneficio del ejercicio de la “stocks options”, determinada por la diferencia del precio de la acción pactado, ha de distribuirse proporcionalmente al período de su devengo, entre ambas fechas, incluso aunque éste sea superior al año, al ser ese el período de tiempo que se remunera.


Al tener una antigüedad de tres años, devenga una indemnización de:

45 días de salario x 3 años de servicio = 135 días de salario


Importe diario del salario:

a) Salarios de convenio: 1.100 € / 30 = 36,67 € diarios


b) «Stock options»:


[(17 € x 200 acciones) - (12 € x 200 acciones)] / [545 días (18 meses) en que genera

el beneficio] = 1,83 € salario día imputado



Total indemnización:

36,67 € + 1,83 € = 38,05 €

38,05 € x 135 días = 5.197,50 €

  


 DOCUMENTO EXTRAÍDO DE LA OBRA:
  
SUMMA Laboral

Un nuevo producto destinado a cubrir todas las necesidades del profesional del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, recopilando en un único DVD la más amplia y variada documentación relacionada con este sector del orden jurídico.

Características técnicas:

- Aplicación en entorno Windows (W'98, W'NT, W´2000 y XP).

- Atractiva interfaz de usuario de manejo muy sencillo.

- Localización de documentos a través de diferentes índices y completas pantallas de búsqueda.

- Conectivas de búsqueda entre campos y dentro de cada uno de ellos.

- Búsquedas a texto libre por todos los documentos de la base de datos con la máxima rapidez.

- Ficha completa de cada norma o resolución con enlaces a todos los documentos relacionados.

- Posibilidad de insertar notas aclaratorias a los documentos, que se conservarán entre actualizaciones.

- En las bases de datos que contienen formularios y modelos se incluye un práctico editor que le permitirá rellenarlos de forma sencilla y podrá salvarlos para su posterior localización.

- Opciones de favoritos, para guardar las búsquedas más utilizadas, y de ayuda para consultar las preguntas más frecuentes.

- Aplicación de expedientes. Esta utilidad le va a permitir relacionar, a modo de expedientes de trabajo, documentos o parte de ellos de cualquiera de nuestras bases de datos, pudiendo hacer referencia a cualquier información incluida en el fondo documental de Lex Nova que tenga disponible (legislación, jurisprudencia, formularios...) en un mismo expediente; asimismo, podrá enlazar los documentos realizados con el editor que incorporan nuestras aplicaciones o documentos de cualquier tipo realizados por usted con sus aplicaciones habituales. De esta forma, desde un mismo expediente, tendrá acceso a toda la información que ha necesitado para un determinado asunto.

- Documento que recoge las novedades de cada DVD con enlaces directos a ellas.

- Esta base de datos se puede actualizar diariamente a través de nuestro sitio web en internet (www.lexnova.es) o desde la opción de actualización on-line disponible en las aplicaciones.

- Podrá recibir, semanalmente, en su correo electrónico el boletín de novedades jurídicas "La Gazeta" (newsletter).

- Solicitar aquella normativa que no se reproduzca en el DVD a texto íntegro, mediante un sencillo formulario.

- Servicio de atención informática (SAI), directamente con técnicos especializados, por teléfono (902 457 038) o por correo electrónico (informatic@lexnova.es).



Ver más características de la obra.




© Lex Nova, S.A.