IMPRIMIR VOLVER

— Forma de calcular la obligación de reserva del 2% de la plantilla en las empresas para ocupar trabajadores discapacitados —



      Con la cuestión planteada pretendemos dar respuesta al modo de calcular el número de puestos de trabajo que la empresa con más de cincuenta trabajadores ha de destinar a empleados con discapacidad. Para ello, hemos de partir del artículo 38.1 de la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de Minusválidos, que establece la obligatoriedad para las empresas públicas o privadas que cuenten con una plantilla superior a 50 trabajadores de reservar una cuota del 2 por ciento de dicha plantilla a favor de trabajadores con discapacidad.

      En ese precepto no se establece cómo ha de realizarse el cálculo, sólo se señala que:

      “El cómputo mencionado anteriormente se realizará sobre la plantilla total de la empresa correspondiente, cualquiera que sea el número de centros de trabajo de aquélla y cualquiera que sea la forma de contratación laboral que vincule a los trabajadores de la empresa. Igualmente se entenderá que estarán incluidos en dicho cómputo los trabajadores minusválidos que se encuentren en cada momento prestando servicios en las empresas públicas o privadas, en virtud de los contratos de puesta a disposición que las mismas hayan celebrado con empresas de trabajo temporal”.

      En ese precepto se prevé que, de manera excepcional, las empresas públicas y privadas podrán quedar exentas de esta obligación de reserva, de forma parcial o total, bien a través de acuerdos recogidos en la negociación colectiva sectorial de ámbito estatal y, en su defecto, de ámbito inferior, a tenor de lo dispuesto en el artículo 83 números 2 y 3 del Estatuto de los Trabajadores, o bien por opción voluntaria del empresario, debidamente comunicada a la autoridad laboral, y siempre que en ambos supuestos se apliquen las medidas alternativas que se determinen reglamentariamente. Medidas complementarias reguladas en el R.D. 364/2005, de 8 de abril y en la Orden TAS/2787/2005, de 29 de agosto

      Paralelamente en la disposición adicional 1ª del Real Decreto 364/2005, de 8 de abril, que desarrolla la ley 13/1982, se establece:

      “A los efectos del cómputo del dos por ciento de trabajadores con discapacidad en empresas de 50 o más trabajadores, se tendrán en cuenta las siguientes reglas:

      a) El período de referencia para dicho cálculo serán los 12 meses inmediatamente anteriores, durante los cuales se obtendrá el promedio de trabajadores empleados, incluidos los contratados a tiempo parcial, en la totalidad de centros de trabajo de la empresa.

      b) Los trabajadores vinculados por contratos de duración determinada superior a un año se computarán como trabajadores fijos de plantilla.

      c) Los contratados por término de hasta un año se computarán según el número de días trabajados en el período de referencia. Cada 200 días trabajados o fracción se computarán como un trabajador más.

      Cuando el cociente que resulte de dividir por 200 el número de días trabajados en el citado período de referencia sea superior al número de trabajadores que se computan, se tendrá en cuenta, como máximo, el total de dichos trabajadores.

      A los efectos del cómputo de los 200 días trabajados previsto en los párrafos anteriores, se contabilizarán tanto los días efectivamente trabajados como los de descanso semanal, los días festivos y las vacaciones anuales”.

      La duda se nos plantea a la hora de calcular el número de trabajadores con discapacidad que deben ser objeto de contratación cuando, al aplicar el porcentaje del 2 por ciento, se obtiene un número decimal, de manera que habrá de establecerse un criterio para practicar los redondeos.

      Ni el artículo 38.1 de la Ley 13/1982, de 7 de abril, ni el Real Decreto 364/2005, de 8 de abril, establecen ninguna regla concreta en relación con el redondeo cuando el resultado de aplicar este porcentaje es un número decimal. Sin embargo, haciendo una interpretación finalista de la norma y teniendo en consideración el porcentaje tan bajo de cuota de reserva a aplicar sobre la totalidad de la plantilla, considera la Dirección General de Trabajo (contestación de fecha 1 de julio de 2009 de una consulta al respecto) que la intención del legislador es clara, señalando (Sic):

                     
“Empresa con menos de 50 trabajadores: 0 trabajadores;
De 50 a 99 trabajadores: Un trabajador con discapacidad;
De 100 a 149 trabajadores: Dos trabajadores con discapacidad, y así sucesivamente.

      En definitiva, no hay que hacer ningún redondeo, sino eliminar todos los decimales por lo que no existirá la obligación de contratar un trabajador con discapacidad más, hasta que el resultado no llegue al número entero siguiente”.

  

© Lex Nova, S.A.