IMPRIMIR VOLVER

Evaluación de riesgos de seguridad en una empresa de reparación de automóviles —



     En el presente supuesto práctico se realiza una evaluación de los riesgos de seguridad de un concesionario dedicado a la venta de coches en el que también se realizan otras operaciones encaminadas a la reparación de los vehículos cuando sufran alteraciones después de su fabricación.

     Para una mejor comprensión del supuesto se ha estructurado en cuatro grandes bloques:

  1. Indicación de los datos objetivos y subjetivos de la empresa.
  2. Justificación del método de evaluación de riesgos seleccionado.
  3. Evaluación de riesgos de la empresa a partir del análisis de las distintas instalaciones, los procesos y tareas desarrollados, así como las medidas de protección y de prevención adoptadas.
  4. Por último, con los datos anteriores, se procederá a la cumplimentación de las correspondientes fichas de valoración y evaluación de los riesgos de seguridad detectados.

1. DATOS DE LA EMPRESA
  

     A la hora de llevar a cabo una adecuada y correcta gestión de la prevención se deberán tener en cuenta los datos de la empresa que permitan su identificación: domicilio, actividad que desarrolla, plantillas y cargos, organización de la prevención, horario de trabajo, instalaciones, maquinaria empleada, procesos, tareas a desarrollar y distribución del personal, de la maquinaria y tiempos de exposición.

Domiciliación

     El Plan de Prevención que se desarrollará a lo largo de los siguientes capítulos será para la empresa de nombre: PREVYFORMA, S.L.

     Se trata de un concesionario que tiene domicilio en el Polígono Industrial de Vega de Arriba, s/n, en Mieres, Asturias.

Actividad

     El concesionario se dedica a la venta de automóviles, de sus equipos y componentes, así como a las operaciones encaminadas a la restitución de sus condiciones normales cuando éstas sufran alteraciones después de su fabricación, para lo cual se desarrollan tres ramas de actividad:

     
— 
Mecánica: Trabajos de reparación o sustitución en el sistema mecánico del vehículo, incluidas sus estructuras portantes y equipos y elementos auxiliares excepto el equipo eléctrico.
 
— 
De electricidad: Trabajos de reparación o sustitución en el equipo eléctrico del automóvil, tanto básico del equipo motor, como los auxiliares de alumbrado, señalización, acondicionamiento e instrumental de indicación y control.
 
— 
De carrocería y pintura: Trabajos de reparación o sustitución en elementos de carrocería no portantes, guarnicionería y acondicionamiento interior y exterior de éstos, además de los trabajos de pintura, revestimiento y acabado de carrocerías.

Plantilla y cargos

     Se dispone de una plantilla de 34 trabajadores. Los cargos que ocupan son los siguientes:

— 1 Ingeniero Técnico Industrial como Gerente.
— 3 Almaceneros.
— 1 Economista.
— 1 Jefe de taller.
— 2 Auxiliares administrativos.
— 1 Jefe de equipo mecánico.
— 1 Jefe de ventas.
— 1 Jefe de equipo eléctrico.
— 2 Vendedores.
— 1 Jefe de equipo de chapa y pintura.
— 1 Recepcionista.
— 5 Oficiales mecánicos.
— 1 Jefe de almacén.
— 2 Ayudantes mecánicos.
— 2 Ayudantes eléctricos.
— 1 Oficial eléctrico.
— 3 Oficiales chapistas.
— 1 Oficial de tratamiento anticorrosivo y reparaciones de neumáticos.
— 2 Ayudantes chapistas.
— 1 Ayudante para carga y descarga y repartidor.
— 2 Pintores de carrocerías.
 

Representación de los trabajadores

     Por la actividad laboral de la empresa, y por tener una plantilla que no supera los treinta y cuatro trabajadores, no será obligatoria la constitución de un Comité de Seguridad y Salud.

     Los trabajadores han elegido para desarrollar el cargo de Delegado de Prevención a un Delegado de personal por sus aptitudes y por haber realizado un curso de nivel intermedio en Prevención de Riesgos Laborales.

     Teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 36, apartado 1 de la LPRL será competencia del Delegado:

     
— 
Colaborar con la Dirección de la empresa en la mejora de la acción preventiva.
 
— 
Promover y fomentar la cooperación de los trabajadores en la ejecución de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.
 
— 
Ser consultados por el empresario, con carácter previo a su ejecución, acerca de las decisiones a que se refiere el artículo 33 de la LPRL.
 
— 
Ejercer una labor de vigilancia y control sobre el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

     Por no tener Comité de Seguridad y Salud las competencias atribuidas a éste en el artículo 39 de la LPRL también serán ejercidas por el Delegado de Prevención.

     El tiempo empleado por el Delegado de Prevención para desempeñar sus funciones se aplicará al crédito de horas mensuales retribuidas previsto en la letra e) del artículo 68 del Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo será considerado como tiempo de trabajo efectivo el correspondiente a las funciones preventivas específicas o cualquier otra convocada por el empresario para tratar materias de seguridad y salud, así como el tiempo que se destina para las visitas previstas de los técnicos en las evaluaciones de riesgos.

Organización de la prevención

     Según el artículo 16 del RD 39/1997, no es obligatorio para una empresa de las características de PREVYFORMA, S.L., disponer de un Servicio de Prevención Propio, así que se ha optado por un sistema mixto, es decir, formado por un Servicio de Prevención ajeno más un técnico superior en prevención de riesgos laborales como trabajador designado para la especialidad de seguridad. La vigilancia de la salud ha sido contratada con un servicio externo.

Horario

     Todos los trabajadores tienen un horario normal de lunes a viernes que se distribuye del siguiente modo:

     
— 
Mañana: de 9:00 a 13:00.
 
— 
Tardes: de 15:00 a 19:00.

Instalaciones

Instalación eléctrica

     La energía se recibe a 220 V sin centro de transformación, como es típico en las empresas del tipo a la que está siendo objeto de estudio.

     Se dispone de tres circuitos:

     
— 
Uno de fuerza para el área en que se realizan las tareas mecánicas.
 
— 
Otro de fuerza para el resto del edificio.
 
— 
Un único circuito de alumbrado que servirá a todo el edificio.

     La instalación cuenta con un cuadro general de entrada equipado con los siguientes elementos:

     
— 
Un transformador con entrada a 220 V y salida a 24 V para las lámparas portátiles.
 
— 
Un interruptor diferencial de alta sensibilidad, 0,03 A, para el circuito de alumbrado.
 
— 
Cuatro interruptores diferenciales de media sensibilidad, 0,3 A, para los circuitos de fuerza.
 
— 
Seis interruptores de corte automático de tipo magnetotérmico.

Instalación de aire comprimido

     Para las tomas de aire se ha optado por una instalación con tomas de aire metálicas, que discurre paralela a las paredes de las distintas secciones. Cada 25 metros está colocado un vaso purgador.

     Para la generación de aire comprimido se cuenta con un compresor de pistones y otro de tornillo. Ambos están conectados a un acumulador de 500 litros de capacidad que tiene un grifo de purga con una presión de timbre de 15 kg/cm2.

     La última fecha de retimbrado es el 14 de abril de 2000.

Instalación de pintura de vehículos

     Para las tareas de pintado se dispone de: una cabina con horno de fabricación standar de 12 x 7 x 2,5 metros, y de un local de construcción propia utilizado ocasionalmente.

     La renovación de aire en la instalación estándar se realiza con soplado desde el techo y extracción por el suelo. Para ello tiene en el techo un sistema de filtrado y en el suelo un enrejillado metálico y lecho de agua.

     Sin embargo, en el local de construcción propia, la única renovación de aire con la que se cuenta es la que se consigue con un extractor colocado a 80 cm del suelo.

     La temperatura de secado ronda los 75 ºC y se realiza mediante quemador individual alimentado por combustible líquido, situado en el exterior de la cabina.

Instalación contra incendios

     La instalación contra incendios la componen: treinta y nueve equipos portátiles colocados en las paredes y columnas, bocas de incendio, equipos de manguera y sistema de alarma y detectores de temperatura.

Instalación para la manutención

     Puesto que no se realizan tareas en las que se manipulen grandes cargas solo se dispone de seis grúas móviles que faciliten el sacar e introducir motores en los vehículos. El resto de procesos y tareas de manutención se realiza de forma manual.

Trabajos bajo vehículos

     En el suelo de la nave existe una fosa para la inspección de vehículos en la sección de mecánica, que generalmente está cubierta por no ser utilizada, al haber instalado elevadores hidraúlicos en todas las secciones del taller. La distribución de éstos es la siguiente: diez en la sección mecánica, dos en reparaciones eléctricas y dos en chapa y pintura.

Maquinaria

     Debido a las tareas que se llevan a cabo en el CONCESIONARIO PREVYFORMA, S.L., el listado de maquinaria con que se trabaja es el siguiente:

— 10 Ordenadores personales.
— 1 Montador automático de cubiertas.
— 14 Elevadores hidráulicos:
— 1 Equipo alineador óptico de dirección.
  • 4 de 4 columnas de 4,5 Tm.
— 1 Equipo de equilibrado de ruedas.
  • 10 de 2 columnas de 2,5 Tm.
— 2 Plantillas para emplantillado de vehículos.
— 5 Gatos elevadores portátiles:
— 1 Frenómetro.
  • 4 hidráulicos sobre carrillos de 1,5 Tm.
— 2 Sierras alternativas.
  • 1 equipo compresor de 10 CV.
— 2 Esmeriles con un disco desbastador y otro para afilado.
— 3 Grupos de soldadura eléctrica.
— 1 Esmeril con un disco y un cepillo pulidor.
— 5 Equipos de soldadura autógena.
— 1 Aparato de medida de 24V/100A.
— 2 Equipos de soldadura por puntos.
— Juego de útiles, herramientas manuales, eléctricas y neumáticas y material complementario.
— 2 Compresores de aire.
— 1 Estación de diagnosis.
— 2 Grúas móviles de 1.000 kg.
— 2 Tornos.
— 3 Taladros de columna.
 

Procesos y tareas

     Todas las tareas que se desarrollan en la empresa objeto de estudio se pueden agrupar por procesos, resultando así seis grupos, que incluyen:

     
A) 
Proceso administrativo.
 
B) 

Procesos de almacén:

  • Suministro de piezas.
 
C) 

Procesos de reparaciones mecánicas:

  • Colocación de piezas.
  • Colocación de accesorios.
  • Reparaciones mecánicas.
 
D) 
Proceso de reparaciones eléctricas.
 
E) 
Proceso de tratamiento anticorrosivo.
 
F) 

Proceso de reparación de carrocerías:

  • Desguace de la zona afectada.
  • Reconstrucción y montaje de la carrocería.
  • Lijado, emplastecido, afinado y pulido.
  • Pintado en taller.
  • Pintado en recinto independiente.
  • Colocación de accesorios.

Distribución de personal y maquinaria y tiempos de exposición

     Para hacer una evaluación de riesgos a modo indicativo ha de tenerse presente la maquinaria y herramientas utilizadas para llevar a cabo esas tareas, así como el personal expuesto a dichos riesgos y en qué cuantía; para ello hay que estimar un tiempo de exposición.

     La asignación del personal y el tiempo de exposición, así como la maquinaria usada en cada proceso y tarea, se ha hecho de la forma más ajustada posible a la realidad del trabajo que se realiza en la empresa.

En el proceso administrativo

Tareas
Personal
Exposición
Maquinaria
Administrativas
Gerente
90
Economista
100
Aux. administrativo 1
100
Aux. administrativo 2
90
Jefe de ventas
90
Vendedor 1
90
Vendedor 2
90
Jefe de almacén
5
Jefe de taller
10
Jefe de equipo mecánico
10
Jefe de equipo eléctrico
10
Jefe de equipo chapa y pintura
10

En los procesos de almacén

Tareas
Personal
Exposición
Maquinaria
Suministro de piezas
Jefe de almacén
90
Almacenero 1
100
Almacenero 2
100
Almacenero 3
100
Gerente
1
Jefe de ventas
1
Vendedor 1
1
Vendedor 2
1

En el proceso de reparaciones eléctricas

Tareas
Personal
Exposición
Maquinaria
Reparaciones eléctricas
Jefe de taller
20
Elevador hidráulico
Jefe de equipo eléctrico
90
Equipo de soldadura
Oficial eléctrico
100
eléctrica
Ayudante eléctrico 1.º y 2.º
100
Equipo de soldadura
Gerente
1
por puntos
Jefe de ventas
1
Herramientas portátiles
Vendedor 1
1
eléctricas y neumáticas
Vendedor 2
1
Taladro de columna

En el proceso de reparaciones mecánicas

Tareas
Personal
Exposición
Maquinaria
Reparaciones mecánicas
Jefe de taller
30
Elevador hidráulico
Jefe de equipo eléctrico
90
Equipo de soldadura eléctrica
Ayudante mecánico 1.º
100
Equipo de soldadura autógena
Ayudante mecánico 2.º
100
Gato portátil
Gerente
1
Polipasto
Jefe de ventas
1
Herramientos portátiles eléctricas y neumáticas
Vendedor 1.ª
1
Grúas móviles
Vendedor 2.ª
1
Taladro de columna
Oficial(es) mecánico(s)
100
Sierra alternativa
Compresor de aire

En el proceso de tratamiento anticorrosivo y chapistería

Tareas
Personal
Exposición
Maquinaria
Desguace y reconstrucción
Jefe de taller
5
Elevador hidráulico
Jefe de chapa y pintura
15
Equipo de soldadura por puntos
Oficial chapista 1.ª y 2.ª
100
Ayudante chapista 1.ª y 2.ª
25
Equipo de soldadura autógena
Gerente
1
Jefe de ventas
1
Gato portátil
Vendedor 1.ª
1
Sierra alternativa
Vendedor 2.ª
1
Herramientas portátiles eléctricas y neumáticas
Lijado, emplaste, afinado
Jefe de taller
5
Elevador hidráulico
Jefe de chapa y pintura
15
Equipo de soldadura
Oficial chapista 3.ª
100
por puntos
Ayudante chapista 1.ª
75
Equipo de soldadura
Gerente
1
autógena
Jefe de ventas
1
Esmeril 2 discos
Vendedor 1.ª
1
Esmeril 1 disco
Vendedor 2.ª
1
Herramientas portátiles eléctricas y neumáticasPlantillas vehículoTaladro de columna
Colocación accesorios
Jefe de taller
5
Herramientas portátiles eléctricas y neumáticas
Jefe de chapa y pintura
15
Ayudante chapista 2.ª
75
Gerente
1
Jefe de ventas
1
Vendedor 1.ª
1
Vendedor 2.ª
1
Pintado recintos independientes
Jefe de taller
5
Herramientas portátiles eléctricas y neumáticas
Jefe de chapa y pintura
15
Pintor de carrocería 1.ª
80
Pintor de carrocería 2.ª
80
Gerente
1
Jefe de ventas
1
Vendedor 1.ª
1
Vendedor 1.ª
1

En otros procesos

Tareas
Personal
Exposición
Maquinaria
Reparación de neumáticos
Mecánico Anticorrosivos
50
Gato portátil
Compresor de aire
Herramientas portátiles eléctricas y neumáticas
Montador de neumáticas
Equilibrado y alineado de ruedas
  

2. MÉTODO DE EVALUACIÓN DE RIESGOS SELECCIONADO
  


Introducción

     Existen innumerables procedimientos de evaluación de riesgos, desde los más simplificados, basados en consideraciones subjetivas de los propios trabajadores, hasta procedimientos cuantitativos, basados en métodos estadísticos para determinación de frecuencias, cálculos de daños y que son aplicables en la evaluación de riesgos industriales.

     Por el tipo de riesgo, los procedimientos de evaluación de riesgos se pueden clasificar en:

     Para la aplicación de la metodología de evaluación de riesgos más adecuada será preciso tener en cuenta:

     — Tipo de instalación.

     — Situaciones operativas de la instalación.

     — Tipos de riesgos a considerar.

Análisis del riesgo

     Comprende las fases de identificación de los peligros y la posterior estimación de los riesgos, teniendo en cuenta la probabilidad y las consecuencias en el caso de que se materializase.

     Se puede realizar mediante la utilización de una lista en la que se identifiquen los peligros existentes: golpes y cortes, espacio inadecuado, caídas al mismo nivel, caídas a distinto nivel, incendios y explosiones, sustancias que pueden inhalarse, ambiente térmico adecuado, condiciones de iluminación inadecuadas.

     Existen varios métodos para la estimación del riesgo pero, debido a su simplicidad, el más empleado es el denominado RMPP (Risk Management and Prevention Program) que consiste en determinar la matriz de análisis de riesgos a partir de los valores asignados a la probabilidad y las consecuencias de acuerdo al criterio expuesto en la siguiente tabla.

Estimación del riesgo con el método RMPP

Probabilidad de que ocurra el daño
Severidad de las consecuencias
ALTA. Ocurre siempre o casi siempre.
ALTA. Extremadamente dañino (amputaciones, lesiones muy graves)
MEDIA. Ocurre algunas veces.
MEDIA. Dañino (quemaduras, fracturas leves...)
BAJA. Ocurre raras aveces.
BAJA. Ligeramente dañino (cortes, molestias...)

     Seguidamente, y con la intención de realizar un estudio más preciso, se profundizará en el análisis de los riesgos más significativos en las áreas de Seguridad e Higiene, respectivamente.

Análisis de los riesgos de seguridad

     Se exponen las consecuencias de los riesgos y la probabilidad de que den lugar a accidentes, lo que permite valorar su peligrosidad.

     La exposición a los distintos riesgos se realiza en función del número de trabajadores expuestos a cada uno de ellos y teniendo en cuenta la fracción de jornada en que dicha exposición se produce.

     Todo lo anterior permite valorar la importancia preventiva de cada riesgo a través de una nueva variable resultante del producto de las anteriores, que determina la repercusión.

Valoración del riesgo

     A la vista de la magnitud del riesgo obtenida en la etapa anterior, podrán establecerse diferentes niveles de riesgo que podemos representar en la matriz de análisis de riesgos:

Matriz de análisis de riesgo

Probabilidad
ALTA
M
I
IN
MEDIA
TO
M
I
BAJA
LIGERAMENTEDAÑINO
DAÑINO
EXTREMADAMENTE DAÑINO
Consecuencias

Claves: T: Trivial. TO: Tolerable. M: Moderado. I: Importante. IN: Intolerable.

     A partir de esta clasificación de riesgos se decide la adopción o no de medidas y el grado de urgencia en la aplicación, según se indica en la tabla siguiente:

Adopción de medidas preventivas.

Riesgo
Acción preventiva
TRIVIAL
No se requiere acción específica.
TOLERABLE
No se necesita mejorar las acciones preventivas. Considerar las soluciones más rentables.
MODERADO
Se deben hacer esfuerzos para reducir el riesgo, determinando las inversiones precisas.
IMPORTANTE
No debe comenzarse el trabajo hasta que se haya reducido el riesgo.
INTOLERABLE
No se debe comenzar o continuar el trabajo hasta que se reduzca el riesgo: paro de actividad.
  

3. EVALUACIÓN DE RIESGOS PARA PREVYFORMA, S.L.
  

     La evaluación de riesgos en el caso de PREVYFORMA, S.L. es mejor realizarla dividiéndola en:

     — El estudio de los riesgos que surgen de las instalaciones del taller.

     — El estudio de los riesgos que aparecen en los distintos procesos y tareas.

     Esta evaluación se ha realizado según las condiciones encontradas en 2007.

Evaluación de riesgos de las instalaciones fijas

     No existe un único método para la identificación, estimación y valoración de los riesgos provocados por las instalaciones fijas.

     En el caso objeto de estudio, según la instalación a evaluar se han empleado dos tipos de fichas que se muestran al final del supuesto:

     
— 
Por un lado las fichas que recoge la obra que lleva por título Evaluación de las Condiciones de Trabajo en las Pequeñas y Medianas Empresas, Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Madrid, 1997.
 
— 
Por otro lado, las fichas que edita el Instituto Nacional de Seguridad y Salud sobre las condiciones de seguridad en las instalaciones fijas.

     En función de las características que tienen las distintas instalaciones de nuestro taller se han ido rellenando las fichas y tras responder a toda la serie de preguntas de las mismas el resultado ha sido el siguiente:

Instalación eléctrica

     
— 
Los interruptores diferenciales de que se dispone son de la sensibilidad adecuada en cada caso de alumbrado y de potencia.
 
— 
No existen dispositivos de corte automático contra sobrecarga, tales como fusibles o magnetotérmicos, para proteger la red contra sobrecarga. Conviene colocar estos dispositivos en el cuadro general por personal especializado.
 
— 
Los cables y enchufes se encuentran en buenas condiciones de aislamiento.
 
— 
Las máquinas o herramientas que carecen de sistema de puesta a tierra disponen de protección de doble aislamiento.
 
— 
Los trabajos de mantenimiento se realizan por personal formado y con experiencia y se dispone de los elementos de protección, cumpliendo la normativa vigente en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

Instalación de aire para pintado de vehículos

     
A) 

Cabina prefabricada.

  • La cabina tiene un caudal de renovación de aire suficiente para su volumen.
  • Los filtros del sistema de ventilación se renuevan periódicamente.
  • En el sistema de extracción de aguas existe un tratamiento adecuado de éstas.
  • La cabina no es utilizada como almacén. En ella sólo se guarda la cantidad de productos que se utilizan en la jornada.
  • Los operarios que trabajan en la cabina utilizan:
         
    — 
    Mascarillas autofiltrantes con cartucho filtrante químico y con el correspondiente marcado de certificación.
     
    — 
    Guantes para evitar el contacto con la piel de sustancias nocivas por contacto con la piel.
  • La cabina está equipada con iluminación antideflagrante.
 
B) 

Cabina de fabricación propia.

  • La renovación de aire en el interior de la cabina es deficiente.
  • No existe extracción localizada de los vapores contaminantes.
  • El extractor de aire se encuentra situado muy alejado del suelo, donde tienden a depositarse los vapores pesados que se generan, así que la ventilación no aleja la polución de las vías respiratorias del trabajador porque el sentido de las corrientes de aire vuelve a subir hacia el extractor los gases y los hace pasar por las proximidades de las vías respiratorias del trabajador.
  • Los operarios que utilizan esta cabina trabajan con prendas de protección individual adecuadas y certificadas.
  • Existe el riesgo de chispa y posterior incendio o explosión por no estar la cabina equipada con un equipo de iluminación antideflagrante.
 
C) 

Trabajos de pintura en la propia nave.

Es una tarea que por mínima que sea no debiera de realizarse en la nave; sin embargo, por ser una labor esporádica, cuando se realiza:

  • Se señaliza e informa al resto del personal de su ejecución.
  • Los trabajadores que desarrollen esta tarea deberán utilizar los equipos de protección individual adecuados y certificados, puesto que aun siendo la ventilación de la nave buena, resulta insuficiente para este tipo de trabajos.

Instalación de aire comprimido

     
— 
No se aprecian deficiencias importantes en la línea de conducción de aire ni en los equipos de filtrado y regulación.
 
— 
El compresor de pistones puede ser foco de contaminación acústica, por lo que debe estar aislado para eliminar el ruido de dicho compresor, o colocarlo en un cobertizo en el exterior de la nave.
 
— 
Entre el depósito de aire y cada compresor hay colocada una válvula antirretorno en buen estado.
 
— 
El acumulador de aire dispone de abertura para su inspección y limpieza y existe un número adecuado de grifos de purga a lo largo de la instalación en perfectas condiciones de funcionamiento.
 
— 
Las válvulas de seguridad, así como los dispositivos de medida de presión y temperatura, funcionan correctamente.
 
— 
Las masas y elementos conductores del equipo están unidos entre sí eléctricamente y a tierra con el fin de evitar la acumulación de las cargas electrostáticas.
 
— 
Las revisiones periódicas del calderín se realizan como manda la legislación cada diez años, ya que la última fecha de retimbrado fue en 2002 (será válido hasta el 2012).

Instalación contra incendios

     
— 
El riesgo de incendio de origen eléctrico es prácticamente nulo teniendo en cuenta las condiciones en que se encuentra la instalación eléctrica.
 
— 
Existe alarma contra incendios, pero no sistemas automáticos de extinción.
 
— 
Los equipos portátiles contra incendios son los adecuados para las dimensiones de la nave y están en buenas condiciones y revisados según la normativa vigente.
 
— 
Las sustancias inflamables con que se trabaja: aceites, disolventes, pinturas y demás, se encuentran almacenadas en un local aparte, bien ventilado y lejos de los focos de ignición. De este almacén sólo se sacan las cantidades que se utilizan cada jornada para cada tarea.
 
— 
El local empleado para almacenamiento de las sustancias inflamables tiene en la entrada la señal de peligro por sustancias inflamables y la de prohibición de fumar o entrar con llama.
 
— 
El local de almacenamiento también está provisto de instalación eléctrica antideflagrante.
 
— 
Las bombonas que contienen gases para soldadura se encuentran debidamente almacenadas en el exterior del taller, en una zona enrejada con cobertizo.
 
— 
El cobertizo para las bombonas tiene colocada una señal de peligro de explosión por gases inflamables y otra señal de prohibido fumar.
 
— 
Existe una señalización adecuada de las vías de salida y evacuación, así como la señalización de prohibido fumar en el área de trabajo.
 
— 
Las zonas de salida o evacuación se encuentran practicables sin obstáculos, bien señalizadas y bien situadas.

     En todos los casos se realiza una limpieza después de cada turno y además está prohibido comer, beber o fumar en el puesto de trabajo.

     Por otra parte, debemos mencionar que a los trabajadores expuestos a contaminantes químicos se les realizarán reconocimientos médicos específicos.

Evaluación de riesgos por procesos y tareas. Puestos de trabajo

     El conjunto de informaciones recogidas permite no sólo estudiar los riesgos de forma aislada, sino contemplar su incidencia conjunta dentro de un determinado proceso o tarea.

     Como ya se ha visto cuando se habló del proceso productivo, éste se puede estructurar en ciertos procesos y tareas con cuyo conocimiento se puede llegar a determinar los agentes generadores de riesgos, métodos de trabajo seguidos, niveles tecnológicos existentes, lo que dará una amplia visión de la actividad y permitirá realizar de forma rápida y sencilla la evaluación de los riesgos que conllevan los puestos de trabajo.

     El análisis de estos riesgos se puede hacer mediante la utilización de una lista en la que se identifican los peligros existentes: golpes y cortes, espacio inadecuado, caídas al mismo nivel, caídas a distinto nivel, incendios y explosiones, sustancias que puedan inhalarse, ambiente térmico inadecuado y condiciones de iluminación inadecuadas.

     También se puede recurrir a las estadísticas por accidentes con baja que dan una idea de cuáles son los riesgos más importantes del trabajo en un sector, en el caso de estudio, en un taller de reparación de vehículos.

     Para la evaluación de riesgos por procesos y tareas se han diseñado unas fichas, donde se recoge de forma sencilla y clara la valoración de los distintos riesgos para cada puesto según el proceso y tarea apoyándose en la matriz de análisis de riesgos de la que ya se habló anteriormente y que según las exposiciones podemos ajustar a la evaluación definitiva por puestos de trabajo.

     En dichas fichas se han marcado las probabilidades, consecuencias y estimaciones del riesgo de aquellos peligros que se han considerado relevantes, quedando sin marcar las casillas correspondientes a los peligros cuya probabilidad es remota o de consecuencias insignificantes. Por tanto, no debe entenderse que sólo se han evaluado los riesgos marcados, sino que la evaluación comprende, en principio, los riesgos observados en el puesto de trabajo, eliminando todos los posibles.

Medidas preventivas

     Las medidas a tomar en cada caso particular, así como su implantación y seguimiento, dependerán del resultado obtenido de esta valoración.

     En las tablas recogidas posteriormente se dan las recomendaciones tendentes a eliminar o reducir los riesgos detectados y valorados como moderado, importante o intolerable. No obstante, cuando se crea necesario se darán recomendaciones en los otros niveles de riesgo.

     El plazo de realización de la medida correctora indicada se adecuará a las posibilidades económicas de la empresa, tratando de eliminar o reducir lo antes posible los riesgos más importantes.

Condiciones de las protecciones

Condiciones de las protecciones colectivas

     Siempre prevalecerá el uso de las protecciones colectivas al uso de las individuales. Ambos tipos de protección se complementan y nunca se excluyen.

     Las protecciones colectivas serán revisadas por el Jefe de Seguridad periódicamente y serán cambiadas cuando estén deterioradas para garantizar su eficacia. Los medios de protección colectiva han de ser revisados antes de iniciar los trabajos que puedan hacer uso de ellos, retirando y sustituyendo o reparando todos aquellos que no cumplan con los requisitos necesarios.

Protecciones contra contactos eléctricos

     Con independencia de los medios de protección personal de que se dispongan y de las medidas de aislamiento se instalarán interruptores magnetotérmicos y diferenciales que en caso de sobrecarga de la línea o derivación provoquen un corte de suministro.

Protecciones contra incendios

     Los extintores, de acuerdo a lo exigido por el RD 1942/1993, en el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios, serán revisados periódicamente.

     El emplazamiento de los extintores permitirá que sean fácilmente visibles y accesibles, próximos a los puntos donde la probabilidad de iniciarse un incendio sea mayor y a ser posible próximos a las salidas de evacuación. Serán los apropiados según las características del combustible.

Protecciones para seguridad de maquinaria

     Los dispositivos de seguridad para maquinaria se mantendrán en perfecto estado, revisándolos periódicamente.

     Se prohíbe, expresamente, anular cualquier tipo de dispositivo de seguridad de maquinaria o herramientas.

Limpieza

     Según el Anexo II del RD 486/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de Seguridad y Salud en los lugares de trabajo, la zona de paso, salida y vías de circulación de los lugares de trabajo y, en especial, las salidas y vías de circulación previstas para la evacuación en caso de emergencia, deberán permanecer libres de obstáculos.

     Las zonas de trabajo se limpiarán periódicamente y siempre que sea necesario para mantenerla en todo momento en condiciones adecuadas.

     Los restos de materiales, piezas, escombros, manchas de aceite o grasa y demás productos residuales se eliminarán con la mayor rapidez que sea posible.

Iluminación

     La iluminación deberá permitir que los trabajadores dispongan de condiciones de visión adecuadas para poder circular por los lugares de trabajo y desarrollar en ellos sus actividades sin riesgo alguno.

     La distribución de los niveles de iluminación será lo más uniforme posible, siguiendo lo que establece el RD 486/1997 en su Anexo IV.

Vías de circulación y evacuación

     El RD 486/1997, en el punto 5 del Anexo I, establece:

     
— 
Las vías de circulación de los lugares de trabajo deberán poder utilizarse de forma fácil y con total seguridad para los peatones, vehículos y trabajadores.
 
— 
Su número, situación y dimensiones han de adecuarse al número potencial de usuarios.
 
— 
La anchura mínima de las puertas exteriores y del pasillo será de 80 cm y 1 m respectivamente.
 
— 
La anchura mínima de las vías por las que puedan circular medios de transporte y peatones deberá permitir su paso simultáneo con una separación de seguridad suficiente.
 
— 
El trazado de las vías de circulación deberá estar claramente señalizado. Las de circulación de vehículos estarán limitadas por franjas continuas de color preferiblemente amarillo o blanco.

     Respecto a las vías y salidas de evacuación, según lo dispuesto en el Anexo I, punto 10, del RD 486/1997, en lo concerniente a la empresa objeto de estudio:

     
— 
Las vías y salidas de evacuación deberán permanecer expeditas y desembocar lo más directamente posible en el exterior.
 
— 
Las puertas de emergencia deberán abrirse hacia el exterior y no estar cerradas.
 
— 
En caso de avería de iluminación, las vías y salidas de evacuación que requieran iluminación deberán estar equipadas con iluminación de seguridad de suficiente intensidad.
 
— 
Las vías y salidas de evacuación deberán señalizarse con señales de panel, debiendo fijarse en lugares adecuados.
 
— 
Las vías y salidas de evacuación no deberán estar obstruidas por ningún objeto.

Condiciones de los equipos de protección individual

     Todos los trabajadores incorporados a la plantilla de PREVYFORMA, S.L., una vez firmado su contrato laboral, reciben los equipos de protección individual, EPI, correspondientes.

     Se llevará un control estricto de la entrega de los mismos, en el que figurará el equipo con que se dota al trabajador y el compromiso de éste de un buen uso y mantenimiento.

     Todos los EPI se ajustarán a lo establecido en el RD 1407/1992, que regula sus condiciones de comercialización y libre circulación intracomunitaria, y su posterior modificación por el RD 159/1995, de 3 de febrero, y contarán con certificado CE.

     Los EPI comprados por PREVYFORMA, S.L., para uso y protección de sus trabajadores, deben disponer del marcado CE, como garantía para el uso a que están destinados. La marca “CE” estará estampada de forma visible, legible e indeleble durante el periodo de duración previsible de dicho EPI.

     El personal será instruido sobre su utilización. Los manuales de instrucciones o la documentación estará a disposición de los trabajadores.

     La compra de EPI exige:

     
— 
Que los proveedores de tales equipos dispongan de las certificaciones correspondientes (exámenes tipo CE según diferentes categorías de certificación) y suministren a la empresa las características principales de protección del equipo, sus condiciones de uso, tiempo de utilización o incluso alguna indicación que permita al usuario determinar cuándo deja de ser eficaz el equipo.
 
— 
Y que reúnan los requisitos establecidos en cualquier disposición legal o reglamentaria que les sea de aplicación, en particular en lo relativo a diseño y fabricación.

Elección de EPI

     Los fabricantes de EPI ponen a disposición de los compradores en el mercado equipos con marcado CE según los siguientes criterios:

     
— 
Categoría I: CE.
 
— 
Categoría II: CE.
 
— 
Categoría III: CEYYYY (donde YYYY es el número distintivo del Organismo Notificado que interviene en la fase de certificación).

     Antes de proceder a la elección del correspondiente EPI hay que valorar si procede la entrega de un EPI o la puesta a disposición de los trabajadores de medidas colectivas, y para ello se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones:

     
— 

Que el uso alternativo no sea incompatible con las condiciones higiénicas y de salud por la propia naturaleza del EPI.
Por ello no pueden ser reutilizados por otra persona: Protectores auditivos tipo tapón, protectores auditivos desechables, guantes de látex y mascarillas.
Los EPI podrán ser reutilizados:

  • Cuando las condiciones higiénicas lo permitan.
  • Cuando la naturaleza del EPI no lo impida y esté en condiciones adecuadas.
  • Siempre que el coste de reutilización no supere a la compra de uno nuevo.
 
— 
La simultaneidad de uso.
 
— 
La frecuencia de exposición al riesgo. Así, en tareas esporádicas bastará con tener un EPI a disposición de todos los trabajadores que puedan realizarla.
 
— 
La vida útil del propio EPI.

Utilización y limpieza de EPI

     La utilización de los EPI se ajustará a lo indicado al respecto en el RD 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de los equipos de protección individual.

     La utilización, almacenamiento, limpieza y desinfección cuando proceda, así como la reparación de los EPI, deberá efectuarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Como normas generales:

     
— 

La ropa de trabajo de tejido debe lavarse a menudo.

 
— 
Los guantes que presenten fisuras o agujeros deben rechazarse.
 
— 
Los equipos de cuero deben secarse lejos de fuentes de calor.
 
— 
Cuando no se utilicen, los más caros deberán permanecer en caja o envolvente impermeable, sólido y que cierre herméticamente.
 
— 
Los EPI deberán ser limpiados y/o desinfectados si por algún motivo tienen que cambiar de usuario.
 
— 

Cuando por circunstancias del trabajo se produzca deterioro más rápido en una determinada prenda o equipo se repondrá ésta, independientemente de la duración prevista. Esto es lo que puede suceder con:

  • Prendas o equipos que hayan sufrido un daño límite.
  • Prendas que por su uso hayan adquirido más holgura o tolerancia de las admitidas por el fabricante.

EPI para seguridad y salud de PREVYFORMA, S.L.

     Existirá reserva de estos equipos de protección de forma que quede garantizado el suministro a todo el personal que los necesite, sin que pueda producirse carencia de ello.

Guantes de protección

     Los guantes actuarán como protección en el manejo de materiales, objetos y herramientas y en el desarrollo de actividades que incluyan trabajos con equipos de soldadura, con contactos eléctricos e incluso radiaciones. Carecerán de orificios, grietas o cualquier deformación, orificio o imperfección que pudiera mermar sus propiedades. Se emplearán varios tipos de guante: de uso general, de látex, de soldadura, de cuero.

     La norma EN 420 establece los requisitos mínimos que deben cumplir éstos para ajustarse al RD 1407/1992 (Anexo II, puntos 3.1 y 3.3) y también les son aplicables, según el tipo, la EN 374-1: Terminología y requisitos de prestación; las EN 374-2 y 3: Determinación de la resistencia; EN 388: Guantes de protección contra los riesgos mecánicos; EN 421: Guantes de protección contra radiaciones ionizantes y la contaminación radiactiva, y la EN 60903: Guantes y manoplas de material aislante para trabajos eléctricos.

Protección de ojos y cara

     Tienen como misión proteger de partículas sólidas, líquidos cáusticos y corrosivos, radiaciones nocivas y de atmósferas contaminantes.

     Los equipos destinados a este cometido son:

     
— 

Pantallas faciales: Para proteger de partículas a gran velocidad con energía alta, media y baja; salpicaduras de líquidos; arcos eléctricos y metal fundido y sólidos calientes.

 
— 
Gafas de montura integral: Para proteger de partículas a gran velocidad con energía media y baja; polvo grueso; gas y polvo fino y metales fundidos y sólidos calientes.
 
— 
Gafas de montura universal: Para proteger de partículas a gran velocidad con energía baja.

     Los equipos de protección individual descritos en este apartado deben poseer el marcado CE y estar sometidos a un examen de acuerdo con lo dispuesto en el RD 1407/1992. La norma EN 166, “Especificación”, establece el campo de usos de los protectores oculares, validando los diferentes tipos de protección. Por otra parte, las normas EN 167 “Métodos de pruebas ópticas”; EN 168 “Métodos de pruebas diferentes a las ópticas”; EN 169 “Filtros para el soldeo y las técnicas relacionadas, especificaciones de transmisión y utilización aconsejada”; EN 170 “Filtros ultravioletas, especificaciones de transmisión y usos aconsejados”; EN 171 “Filtros infrarrojos, especificaciones de transmisión y usos aconsejados”, y la EN 172 “Filtros para la luz del día para uso industrial y profesional, exigencias relativas al factor de transmisión y usos aconsejados”, establecen los requisitos mínimos que deben cumplir los distintos tipos de protectores.

Calzado de seguridad

     Los requisitos establecidos por el RD 1407/1992 son el certificado CE expedido por un Organismo Notificado, la declaración CE de conformidad y un folleto informativo.

     La normativa aplicable es la EN 344: Requisitos y métodos de ensayo para el calzado de seguridad, protección y de trabajo de uso profesional; la EN 345: Especificaciones para calzado de seguridad; la EN 346: Especificaciones para calzado de protección, y la EN 347: Especificaciones para calzado de trabajo.

Condiciones de empleo y conservación de máquinas, útiles y herramientas

     Se cumplirá con lo establecido en el RD 1435/1992, de 27 de noviembre, sobre la libre circulación de productos intracomunitarios (máquinas) y con lo contenido en el RD 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización de los equipos de trabajo.

     En cualquier caso, el empresario deberá utilizar únicamente equipos que satisfagan:

     a) Cualquier disposición legal o reglamentaria que le sea de aplicación.

     b) Las condiciones generales previstas en el Anexos I y II de este Real Decreto.

     Resumiendo las condiciones generales de los Anexos I y II, los equipos de trabajo pertenecientes a la empresa que no sean móviles o de elevación de cargas deberían estar ajustados a la normativa desde el 27 de agosto de 1998. Sin embargo, los equipos de trabajo móviles o de elevación de cargas dispondrán de un plazo máximo de cuatro años a contar desde la fecha de entrada en vigor el 5 de diciembre de 1998 (hasta el 4 de diciembre del 2002).

Condiciones sobre señalización

     Los sistemas de señalización empleados en PREVYFORMA, S.L., cumplen con todo lo especificado en el RD 485/1997, sobre disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

     Los trabajadores serán convenientemente instruidos sobre el significado de las señales empleadas y de los comportamientos que deben adoptar en función de éstas. La señalización dirigida a advertir a los trabajadores de la presencia de un riesgo, o a recordarles la existencia de una prohibición u obligación, se realizará en forma de panel de acuerdo con lo establecido en el Anexo III del RD 485/1997.

Presupuesto

Horas
Concepto
Euros/hora
Importe
25
Evaluación de Riesgos:
Visita e identificación de riesgos
35
875
10
Elaboración del Informe
Protecciones colectivas
EPI
15
150
600
2.000
35
Formación y charlas a los trabajadoresMano de obra
22
0
770
Subtotal
4.395
I.V.A. 16%
703
TOTAL
5.098
Importe en pesetas
848.236

4. FICHAS DE VALORACIÓN Y DE EVALUACIÓN DE LOS RIESGOS DE SEGURIDAD
  

















 DOCUMENTO EXTRAÍDO DE LA OBRA:
  
Seguridad en el trabajo. Manual para la formación del especialista

En España se producen más de 1.800.000 accidentes laborales al año que causan una media de 5 trabajadores fallecidos cada día, numerosas incapacidades y 21.000.000 de jornadas de trabajo perdidas, además de las importantes consecuencias materiales y económicas; por ese motivo, la formación en materia de seguridad es, indudablemente, una tarea esencial para mejorar la gestión de los riesgos laborales dentro de la empresa y lograr una reducción sostenida de esas altas cifras de siniestrabilidad.

Este libro está especialmente indicado para aquellas personas que, después de seguir la parte obligatoria y común del curso superior de Prevención de Riesgos Laborales, quieren continuar sus estudios con esta especialidad.

La octava edición -actualizada con las últimas reformas normativas- resalta las principales ideas para guiar la argumentación y añade resúmenes en cada tema. Incluye cuestionarios de autoevaluación en cada tema y un CD-ROM, con la normativa y documentación complementaria, que permite el acceso a la información que se recoge en nuestro sitio web de prevención -www.lexnova.es/prevencion- sobre esta materia.


© Lex Nova, S.A.